El Acompañante Terapéutico inmerso en la escuela.

El acompañante terapéutico (AT) se desenvuelve alrededor del ámbito escolar, se encarga de ayudar al paciente a generar y sostener vínculos con sus pares. Así mismo, si el niño sufre alguna discapacidad motora, el acompañante facilita su desplazamiento por la institución, al mismo tiempo que sostiene y estimula al niño en los momentos en que las inhibiciones emocionales lo limitan en su desempeño cognitivo.

Como lo menciona Bartolini (2009) el rol del acompañante terapéutico “encuentra su eficacia cuando puede incluirse en una institución como un eslabón más de la cadena que constituye una ideología integradora” (p.13). Este rol consiste en integrar al niño con sus pares, trabajar en el desarrollo de sus potenciales, detectar y fortalecer ciertos aspectos como la atención sostenida y aumentar los niveles de tolerancia frente a situaciones frustrantes o incómodas.

El acompañante terapéutico no solo llega a ser una parte integradora entre la escuela y el niño, sino la función de establecer vínculos con sus pares, docente y la comunidad educativa que lo rodea. El AT se convierte en el puente de los docentes con el paciente permitiendo cumplir con todas las actividades propuestas y consignas educativas logrando una evolución académica y una adaptación posible.

“¿Qué hacemos en el acompañamiento terapéutico escolar? Ejemplos de esto son acompañantes terapéuticos en las  entradas de las escuelas actuando  como  “objetos transicionales”, amortiguando la angustia de separación  de  un niño  con  su  mamá. También en  las  aulas, sentados  junto a sus  acompañados, fomentando la  capacidad  de  escucha, de  espera y la  tolerancia a la  frustración. En los recreos favoreciendo la socialización, el juego, la integración del otro o generando espacios que prevengan la desorganización del niño como puede ser “la exposición a un patio lleno de chicos corriendo” (Bartolini, 2009, p.13)

El acompañante terapéutico inmerso en la escuela, es también un constructor de posibilidades y aprendizajes; en donde el terapeuta y su usuario entran a construir relaciones, vínculos y experiencias con sujetos que tienen otras posibilidades, aceptando diferencias y compartiendo heterogeneidades en un intercambio constante. Se convierte en un actor cuya función es abrir el telón entre el niño y la escuela enriqueciendo lo diferente tomando y posicionando los derechos del sujeto con discapacidad en el escenario propio de una institución educativa.

El AT hace parte de la integración escolar de los niños, niñas y adolescentes que tienen necesidades educativas especiales propias de sus discapacidades o dificultades que obstaculizan el acceso a un currículo común y que en la mayoría de los casos necesita una flexibilización de estrategias pedagógicas y adaptación de conceptos. El AT brinda recursos que le permitan este apoyo a su acompañado, garantizando una trayectoria educativa propicia a sus necesidades. Tal como lo menciona Bartolini 2009 “El acompañante terapéutico facilita y posibilita la integración en el marco familiar, educativo y social. Favorece la independencia en las actividades de la vida diaria y aborda aspectos relacionados a las actividades sociales-recreativas” (p.15)

En este sentido, según el AT puede ser visible como dispositivo conveniente para hacer viable el acceso, permanencia y participación dentro del sistema educativo común, de la población con discapacidad y necesidades educativas especiales. Y aquel que le da apertura a  sensibilizar a los distintos actores de las instituciones educativas y a la población en general respecto a la temática discapacidad.

Para concluir el acompañante Terapéutico inmerso en la escuela apunta a establecer y reestablecer lazos sociales de este y su acompañado, y de un modo u otro a la construcción de un tejido social; presentándose como guía y mediador de situaciones entre el sujeto y la comunidad educativa que lo acoge y al mismo tiempo su encuentro o desencuentro con esta y de los actores que están en ella, evitando así la marginación y el aislamiento del usuario.

Add your thoughts

Your email address will not be published. Required fields are marked *