Ayudas visuales como apoyo en el proceso de aprendizaje con niños con autismo

Al iniciar el acompañamiento con un niño diagnosticado con espectro autista, se comienza a conocer y experimentar un mundo único y espectacular, de cada uno de ellos se aprende constantemente a interpretar, percibir y sentir de una manera diferente, por esta razón se hace uso de la empatía para que se logre una vinculación con lo propuesto a nivel terapéutico.

El éxito de un abordaje terapéutico se inicia al observar y analizar las conductas que realizan en los diversos entornos donde participa el usuario, sus gustos e intereses, estímulos que alteran su conducta y los que la inhiben, ya que al conocer estos aspectos permiten hacer un plan de intervención eficaz y acorde con él.

Cuando se trabaja en pro de fortalecer e instaurar habilidades para mejorar la calidad de vida, se buscan y se implementan estrategias acordes a las capacidades del usuario. Los niños con autismo en su gran mayoría son pensadores visuales, algo importante de conocer a la hora de intervenir mediante estrategias que desarrollen su comprensión, asimilación y retención de la información que reciben a través de estímulos visuales.

Las ayudas visuales como son los pictogramas, objetos concretos y abstractos, señalamiento, fotografías, las expresiones faciales y las Apps o programas informativos, son elementos que asociados al lenguaje verbal sirven de apoyo en el aprendizaje, desarrollo de la comunicación, desarrollo de habilidades sociales, capacidad de comprensión e incluso para la regulación emocional y comportamental.  Un ejemplo de esto es cuando damos una instrucción de traer un vaso de agua por primera vez, al usuario le cuesta la comprensión del comando verbal, pero si lo acompañamos de un pictograma que indica gráficamente el vaso y el agua, tal vez sea más fácil de comprender y lo ejecute. Otro ejemplo que podemos proporcionar como ayuda de inteligencia emocional son las expresiones faciales frente a un espejo que los pares o adultos realizan para que el niño imite la emoción con apoyo de verbal de cuál es la expresión que se está realizando.

De igual manera, las aplicaciones son estrategias visuales que ofrece la tecnología para estos pensadores visuales, que permiten buscar según las necesidades que vea el profesional, educador o familiar la categoría en la que desea trabajar ya sea de comunicación, ocio, emociones, aprendizaje de asociación, entre otras.  Estas herramientas visuales atraen el interés y fomenta la creatividad e innovación y fortalecen áreas de la comunicación, atención, memoria y motricidad.

Por esta razón es importante que los apoyos visuales se incorporen en los diferentes entornos que se desenvuelve el usuario, contando como estrategia principal para apoyarlo a comprender el mundo que lo rodea y mejorar su calidad de vida.

 

Add your thoughts

Your email address will not be published. Required fields are marked *